view menu
Sep 23::2013

Cuando “estar cerca” no es muy bueno :: CLARIN ECONOMICO

 
 
Diego Giaccone. Director de Sure Branding
Para los creativos es muy bueno ser socios estratégicos de sus clientes y trabajar en pos de éxito comercial. Pero a veces, el excesivo conocimiento de lo que piensa el cliente y la relación existente durante años, atentan contra la frescura de las marcas.
Como creadores de marcas, debemos estar cerca del “gerente” y sus objetivos comerciales, pero también –y fundamentalmente- muy cerca de la “gente” y sus preferencias.
Es muy común que cuando uno conoce mucho a un cliente o a una marca, se corra el riesgo de ir a lo seguro. Si nos enfocamos en hacer sólo aquellas cosas que nosotros pensamos que el gerente quiere, y dejamos de sorprenderlo, estamos fallando en nuestra tarea profesional.
 

Es así: el “exceso de experiencia” atenta contra el “fresh Brand”. Y la clave es sorprender primero al gerente, sacarlo de la caja, desafiarlo con nuevas visiones e ideas, para poder, luego, sorprender a la gente.

Es que un diseño debe sorprender, no es sólo un acto racional y de bajada de brief. Lo interesante es desafiar al cliente, hacerle ver algo que él no imaginaba, pero que respete igualmente los objetivos del brief.

Buscar el lado positivo de la relación porque, en realidad, es al revés: cuanto más conocemos al cliente, más podemos innovar, y no caer en la fórmula fácil de hacer lo que el cliente quiere, le gusta y pidió. Ya nos ganamos su confianza en su momento.

El creativo debe saber cuál es su lugar, y ese espacio se encuentra, en definitiva, entre el gerente y la gente.

Debe entender 100 por ciento el objetivo comercial y debe entender a la gente con todas sus costumbres, sueños, expectativas y pensamientos.

 

PARADOJA:

“Es así: a veces el exceso de experiencia puede terminar atentando contra el “fresh Brand”


 
Volver