view menu
Sep 22::2013

Diseño marcario de exportación :: CLARIN iECO

 
 
Diego Giaccone trabajó quince años en consultoras de marcas, hasta que se largó solo con SURe Brandesign. Hoy, 26% de sus ingresos llega desde el exterior. Trabaja en una casona de Nuñez y tiene representación propia en Guatemala y Ecuador.
PorPaula Ancery ESPECIAL PARA CLARIN
 

CONSEJO DE UN ESPECIALISTA. “EL DISEÑO NO ES SÓLO LA RESULTANTE DE UNA ESTRATEGIA COMERCIAL”, ADVIERTE GIACCONE.

No es novedad que la Argentina exporta alimentos, desde soja hasta caramelos. Tampoco es novedoso que desde el país van al exterior automóviles, productos de tocador, indumentaria y, por supuesto, talentos: desde jugadores de fútbol hasta académicos, pasando por artistas. Sin embargo, en los últimos años está en auge una exportación menos convencional: el diseño argentino, en especial, el de branding.

Egresado de la facultad de Diseño y Urbanismo de la UBA, Diego Giaccone trabajó durante más de quince años en consultoras internacionales de marcas, donde se formó en branding, estrategias, marketing y todas las tareas relacionadas con dotar a las marcas de identidad y realce. En 2005 fue el momento de empezar a explotar la “marca” Diego Giaccone; y el año pasado, la cuarta parte de sus ingresos ya provenía del exterior.

En su emprendimiento, Giaccone propone el diseño como representación visual de la estrategia, y el packaging como resultado tangible de una idea innovadora.

Naming Tratándose de una empresa que ofrece servicios de diseño aplicados a las marcas, el nombre para su emprendimiento –el naming es una de las especialidades más complejas– tenía que ser significativo. Giaccone se decidió por SURe Brandesign, elección que fundamenta así: “El nombre de la empresa es como la conjunción entre las técnicas internacionales adquiridas en procesos de branding con el espíritu de SURe.” Y añade: “las marcas no pueden darse el lujo de equivocarse. Pero además, al diseño le agregamos nuestro aporte del sur, que es el conocimiento que tenemos de las marcas regionales”.

En sus inicios, la empresa funcionó sin empleados. Su primer gran trabajo fue para Arcor, cuando la compañía lanzó su división helados. En esa tarea, Giaccone se ocupó solo, desde el altillo de su casa, de la arquitectura, el eslogan y la comunicación de la marca durante un año y medio.

Para mantener la creatividad del diseño en alza y no caer en lugares comunes, Giaccone creó su propio sistema de tipografías (subtipos) con pincel. Y, para abrir el espectro de ideas innovadoras, aprovecha todos los trabajos fotográficos que realiza cuando viaja al exterior.

Hoy, SURe Brandesign tiene 14 empleados. “Los viernes tenemos jornadas internas, donde repasamos las investigaciones que venimos haciendo en la semana, para mantenernos frescos. Porque, para que la marca esté fresca, todos tenemos que estarlo en el estudio”.

Entre sus clientes locales figuran Chandon, Coca-Cola y Havanna. Ya en 2010, SURe Brandesing abrió la división de comercio exterior, que ese mismo año alcanzó el 26% de la facturación. Actualmente, la firma tiene oficinas con representantes en Guatemala y Ecuador, pero también exporta su diseño a Chile, Costa Rica y Bolivia.

Y, producto de esa experiencia, el fundador de SURe Brandesign dicta seminarios en el interior y en algunos países latinoamericanos. En esas oportunidades, Giaccone les relata a sus colegas su propia experiencia, con el mensaje de que ya no alcanza sólo con ser profesional, sino que “hay que agregar ese plus de diferenciación para que la marca esté fresca”.

Tras haber pasado por Puerto Madero, las oficinas de le empresa están en una casona de 300 metros cuadrados, con jardín, en Núñez. Para Giaccone, “es un oasis en el medio de la ciudad, que nos sirve para refrescar nuestras ideas”.


 
Volver